jueves, 1 de octubre de 2009

1o. de Octubre de 2009, 0958

La crisis de los treinta o epidemia de corazones abandonados

Tres historias similares en menos de dos meses.
Tres parejas felices que terminan por culpa de la sombra del cumpleaños número treinta de ellos.
Historia uno: Todo dado para funcionar, un par de meses felices, dos personas conociéndose y descubriendo que podían acompañarse por mucho tiempo. Dos meses faltan para el cumple 30 de él y en un ataque de tristeza y depresión, en un ataque de crisis pretreinta, sale corriendo y hasta ahí llegó la historia. Ta cumplió treinta, aún no ha tomado la decisión de seguir o no. Y no sabe si quiere.
Historia dos: Un año y medio juntos. Bonitos, jóvenes, amorosos. Él cumplió treinta y ella se hartó de esperar que él dejara de sentirse miserable con su vida. Un día sólo se fué, lo dejó. Y le dijo que no la buscara más, que la dejara tranquila, que no la hiriera.
Historia tres: La pareja perfecta. Amor en los ojos, en las almas, en las puntas de los dedos. Evaluación de la vida, problemas cotidianos como los de tanta gente. Con el corazón arruagado, le dice que no quiere arrastrarla a sus problemas.

Yo no entiendo y quisiera entender cuáles son los motivos para que nuestros hombres piensen que a los treinta años deben tener una vida perfecta, con una cuenta de ahorros astronómica, un apartamente precioso y estar en condiciones de conseguir, si es que no la tienen ya, una esposita perfecta.
Como si uno estuviera sentado esperando que llegue un tipo a arreglarle la vida, cuando lo único que de verdad esperamos es compañía, amor y apoyo, porque la vida no siempre es rosadita y aburridora como nos la venden todos los días. Porque somos fuertes y podemos apoyarlos y acompañarlos y entender que aunque tengan días bonitos, también tengan días malos, aunque no sean todos.

5 comentarios:

jugodemaracuya dijo...

!!
Juli llevo varios días pensando sobre eso. El año que viene cumplo 30, tuve la minicrisis de los 29 :P
No se porqué los tipos nos sentimos así, también lo he pensado. En mi caso me dijeron adiós porque casi 30 y aun no tenía, ni tengo una gran cuenta ni un súper apartamento. Concluyo que sí hay gente que desea una vida eternamente rosada. Y de otro lado que los tipos tenemos que dejar de ser tan pendejos.
Saludos.

laura dijo...

ufff, nena , los tios tienen la crisis de los 30 , la de los 35 , la de los 36 , la de los 37 , la de los 38 , la de los 39 y la peor : la de los cuarentaaaa!!!!

La ReiNa Roja dijo...

La tienen por pendejos, claro que un desubicado a los 30 si es como jarto, pero el no estar llenos de riquezas a los 30 es normal....solo que su alfa dominante no los deja admitirlo...

Un saludo.

Julituli, no sé así quedaste en mi cabeza :´P

Julibelula dijo...

Juguito, pilas con eso, preparate desde ya para que no te agarre esa crisis mugrosa.
Laura, yo sé, ellos viven en crisis, pero las histéricas somos nosotras, no?
Reinita, me inventaste apodo nuevo, súper!!!! Y sí, debe ser pura pendejada, que pereza, pero cómo le recompongo el corazón a estas tres chicas???

La ReiNa Roja dijo...

Jajaja perdona lo ácida, pero no te preocupes la recomposición es lío de ellas, ya estarán bien y solo diran que tal malp.....

Saludos