viernes, 9 de octubre de 2009

Octubre 9 de 2009, 1808

El día que las princesas se cansen de andar buscando príncipes azules
se dedicaran a pasar sus tardes besando sapos de charco en cahrco.
No porque guarden la esperanza de romper algún hechizo, sino para darle
un poco de alegría a la vida de estos pobres anfibios.

6 comentarios:

laura dijo...

Principes ? donde ? y para qué ? mejor lo de besar sapos a tutiplén , mucho mas divertido , seguro !!!!

Julibelula dijo...

Laura, todas en el fondo buscamos al Mr. Perfecto... pero la verdad yo hace rato decidí quedarme con el príncipe sapo ;)

jugodemaracuya dijo...

También funciona pa' los tipos, que mamera las princesitas. Me quedo con las todo terreno ;)

Saludos.

Julibelula dijo...

Ay juguito, súper que pensés así!!!

La ReiNa Roja dijo...

uy mejor sapos sabrosos que fastuosos principes con cara de gays.

Un saludito

Julibelula dijo...

A mí lo de gays o no gays no me hace opinar, lo que de verdad me choca es la cretinada, la verdad no tengo nada en contra de los hombres bien bonitos