martes, 2 de febrero de 2010

Febrero 2 de 2010, 1644

En este pueblo, cuando álguien muere, doblan las campanas.
Ese sonido me arruga el alma, me da un poquito de miedo y como si se me oscureciera la alegría por un instante. Da igual si el muerto es o no conocido. La sensación es la misma.
Cuando pasa el cortejo fúnebre, la plaza enmudece. Ni una canción, ni un murmullo, ni un niño corriendo tras un balón. Las palomas suspenden su vuelo en el aire y los perros se ahogan con un ladrido atravezado en el hocico, como un hueso de pollo.
Por qué cuando a alguno se le muere el amor en el pecho, ¿no doblan las campanas?, ¿ni suspenden su vuelo las palomas?, ¿ni se ahoga un ladrido en el hocico de los perros del parque?

9 comentarios:

Campanula dijo...

Por q la cruz se lleva por dentro.
Un abrazo

Fogosa dijo...

Me lo tomo con calme pero por fin encotre almenos un amigo.
Por cirto en mi publo pasa lo mismo con las campanas.

Julibelula dijo...

Clau, lo que pasa es que el amor cuando llega hace mucha alharaca, pero cuando se muere, nos quedamos calladitos, escondiendo tanto dolor... Si le hiciéramos un duelo real, ¿tal vez lo superaríamos más pronto?
Fogosa, disfruta de tu amigo!!! Eso me encata...
¿¿¿cómo se llama tu pueblo???

Ignacio J. Rivas dijo...

Joe, que cosas pasan en tu pueblo....creo que nunca se me ha muerto el amor en el pecho....pero creo que sería tremendamente triste.

Julibelula dijo...

Ignacio, gracias por pasarte debajo de la piedra corazón!!!
Esa sensación es triste... tremendamente triste.

GABRIEL U.S. dijo...

Podría pensarse que si el amor muere, lo hace despecito, en silencio, de a poco, mermendo su existencia hasta que un día, deja de respirar casi sin que nos demos cuenta. Aunque otros podrían llegar a pensar que si el amor muere, simplemente no era amor, por lo menos, no amor del bueno, porque ese nunca muere. Creo que en el fondo ese duelo silencioso y el doblar de las campanas se lleva por dentro, muy adentro, como el amor mismo, por eso nadie diferente al protagonista de la sensación alcanza a percibir esta tristísima escena.
Me encantó tu entrada.
Un abrazo.

Julibelula dijo...

Gabriel Gracias por pasarte por acá!!! y me alegra que te haya gustado... Me hiciste sonreir!!!

Martín dijo...

Que interesante reflexión! Es que quizás el amor no murió.

Flor S dijo...

Hay preguntas que no tienen respuesta. Podría repetir incansables aforismos sobre él... pero no. El amor hay que sentirlo, darlo y vivirlo. Lo demás no importa. Y a los dolores los cura el tiempo!

Hay que dejar que las cosas fluyan, nada más.

Besos!