miércoles, 10 de febrero de 2010

Febrero 10 de 2010, 1752

Cuando te veo, me da una sensación rarísima debajo del ombligo.
Y te imagino muy cerquita, donde pueda olerte y tocarte con las pestañas.
Y me muero de las ganas de meterte muy adentro de mí, sentirte así, prisionero de mi deseo, compañero de mi deseo, dueño de mi placer.
Y abro los ojos, me muerdo los labios y me quedo en silencio. Pero que me da una sensación rarísima debajo del ombligo cada vez que te veo, me da.

6 comentarios:

jugodemaracuya dijo...

Upaaaa
Muy chévere.

Saludos.

GABRIEL U.S. dijo...

Vaya jodida sensación, deliciosa y peligrosa. Afortunado quien la produce en tí. Tocar la piel ajena con las pestañas, eso es estar muy cerca. Me gusta. Me gusta.
Un abrazo.

el aguijon del moscardon diesel dijo...

bendita seas tu y quién sea la persona destinataria de tan dulce mensaje

Campanula dijo...

A quien no Juli... me alegra leerte bien.
un abrazo

Julibelula dijo...

:D
Juguito, me alegra mucho que te haya gustado!
Gabriel, sí que es una sensación llena de adjetivos, pero me encanta!!!
Moscardón, gracias por las bendiciones. Espero que se multipliquen y regresen a vos.
Clau, sí estoy bien, estoy muy animada y bueno... con el tiempo se verá qué pasa!

Flor S dijo...

Uff y que maravilloso es sentirse así!