martes, 16 de marzo de 2010

Marzo 16 de 2010, 0810

Alguien se ha robado mi deseo.
Se lo llevó en la maleta. Nunca pensé que pudiera ser sacado de mi casa, de mi cama, de mi cuerpo y poseerse como objeto precioso, preciado, ajeno.
Aún así, yo se que no sabe que lo tiene, que le acompaña tal vez a todas partes, pegado a su piel, persiguiendo su olor para mantenerse vivo.
Yo sigo acá, a muchos kilómetros de distancia, sabiendo que lo trata bien y esperando, que algún día regrese y me lo traiga de vuelta.

5 comentarios:

jugodemaracuya dijo...

Desde que esté en buenas manos...

Saludos.

el aguijon del moscardon diesel dijo...

ya llegará

Julibelula dijo...

Juguito, eso espero!!!
Moscardón, Dios te oiga...

eltauromquico dijo...

¡No lo creo! ¿Sabias que es un ladrón de sueños?

Julibelula dijo...

Tauromáquico, gracias por pasarte por debjao de la piedra corazón. Eres bienvenido cuantas veces quieras.
¿¿¿no crees que me lo traiga de vuelta??? Bueno, entonces que me lo mande con álguien mas!!!
Hasta razón tienes con lo de ser un ladrón de sueños...