martes, 25 de octubre de 2011

Octubre 24 de 2011, 2359

Otro día que termina.
Primer día de una nueva semana.
Estas semanas están siendo dinámicas, con lecciones de fortaleza.
Ya en solo 3 semanas mi vida volverá a cambiar radicalmente.
Cambio de estado civil, de ciudad, de empleo y hasta de guardarropa.
Días "libres" que se convierten en días de solución de problemas, de fortalecimiento familiar, de recordar que no somos invencibles y que siempre habrá alguien cuidándonos y a nuestro cuidado.
Tantos cambios, tanto correr, me asusta.
Ver como la ciudad se mueve, tan dinámica e inquieta. Me asusta mas el cambio de las calles conocidas
que la muerte de los conocidos. Esas casas y calles tan familiares nunca deberían morir para dar paso a otras casas. Las piedras parecen imperecederas, las personas desde que nacemos, sabemos que no lo somos.
Y más días pasan y mas cambios vienen y al final de la tarde, a veces me miro al espejo y no me siento yo.
¿Qué escribiré en un año?, ¿qué pensaré en un año?, ¿Quién seré en un año?
Por ahora, soy una prometida, novia medio bridezilla y mamá de Lola María, quien ya sin fiebre, duerme apoyada en mi rodilla.

1 comentario:

el aguijon del moscardon diesel dijo...

déjate llevar, que el viento decida, no te interpongas. me alegra que Lola esté mejor