martes, 21 de julio de 2009

21 de Julio de 2009, 1629

Un soplo de brisa en el cuello me recuerda tu tacto.
Una tarde más bien fría, perfecta para recordar.
Ahora no descuento segundos hasta nuestro próximo encuentro.
Sólo sumo los minutos hasta la próxima fecha que, aún, no ha sido fijada.
No sé qué lugar nos espere. No sé qué ropas nos vistan.
Hoy no sé mucho.
Solo sé que, acá, con un soplo de brisa en el cuello, te espero.

2 comentarios:

DAN-T dijo...

OJALÁ NO ESPERES MUCHO

Campanula dijo...

Ojala llegue pronto.
un abrazo