jueves, 30 de julio de 2009

Julio 30 de 2009, 0135

Hoy no tengo permiso de estar triste.
Ayer tampoco.
Descubrí que las lágrimas ocultan la luz, sólo basta llorar un poquito, liberarse, descargarse, para despejar la mente.
Me cuesta mucho admitirlo, pero ya qué le voy a hacer. Estoy enamorada.
Estoy tomando decisiones en mi vida. Con amor, con paciencia, con calma.
Decisiones para alcanzar mi felicidad.
La banda sonora de mi cabeza está mejor, más dulce.
Ahora solo falta esperar.
Y para la gente impaciente, como yo, es mejor esperar sentadito.
Igual, te quiero!!!

4 comentarios:

Jorge Montoya dijo...

u_u Te figuró aceptarlo. Oh qué envidia¡! Disfrutá :)

Julibelula dijo...

Jorge es que ma de como sustico... Y disfrutarlo, claro!!!

Campanula dijo...

Juli me alegro de sobremanera por vos

Yo sólo digo como Cuco Sánchez: "¡DE HABER SABIDO NI NAZCO!". dijo...

¡Qué chido que te diste una vuelta por CRUDOPOLIS!
Están poca madre tus escritos.
Recuerda: ¡Ya es viernes, todos a chupar!